piraguas en las hoces del río duratón situral aventura sebulcor

Las Hoces del Duratón son uno de esos sitios que hay que conocer en cualquier temporada del año. En este momento, en pleno verano, se transforma en el chato perfecto para batallar el calor dentro de una piragüa. Pero, relajados, que no sugiero el descenso del río Sella, sino más bien una ruta magnífica y apacible por el cañón y que se puede llevar a cabo al ritmo que se desee. El plan es especial no solo pues se puede llevar a cabo en pareja, sino más bien pues aun puedes llevarte a los pequeños, que se lo van a pasar a lo grande.

Menú del segador

Opción 1: 26€/persona

  • fritos, patatas, chorizo, butifarra, pan, bebida, postre o café.
  • Ruta con cayuco San Miguel de Bernuy de media día.

No te puedes perder

– El Monasterio del s.XII construido sobre las paredes de roca que bordean el río donde habita una red social de frailes hasta el desamor. Fue visitado en varias oportunidades por Isabel I de Castilla y Felipe II. – La Ermita de Sant Fruits. Existe quien afirma que es «un ubicación de poder». Nosotros nos conformamos con la hermosura que circunda este sitio, enclavado en entre las paredes mucho más altas de las Hoces del Río Duratón, donde alcanzan los cien metros de altura. Lograras verla desde el cayuco si bien asimismo aconsejamos ir y conocer su interior, donde descansa San Frutos y sus 2 hermanos asimismo Beatos.

La historia de historia legendaria enseña que si se pasa tres ocasiones de rodillas bajo el altar del Beato desaparecen los dolores de espalda. – Contemplar la fauna del parque, donde el Buitre, con los 2 metros de extensión, es el genuino personaje principal. Están familiarizados a la presencia humana con lo que no es extraño que algún buitre planee muy cerca de tu cayuco. Una auténtica joya.

La ermita de Sant Fruit

La ermita románica de Sant Fruit está a 9 km de Sepúlveda oa 14 km de Sebulcor (si vienes desde el otro lado como nosotros). La última una parte del paseo es una pista de tierra –que está en buen estado y no vas a tener inconveniente para recorrerla en turismo– que acaba en un aparcamiento desde el que vas a deber efectuar el paseo andando. Hay precisamente 1 km que merece la pena ser paseo, en tanto que la localización de la ermita en la orilla del barranco es increíble.

No tienes que perderte el mirador de la ermita, que está a pocos 200 m del aparcamiento, lugar desde donde se puede ver el grupo de la ermita y el vuelo de los buitres con el hermoso grupo de fondos. Asimismo vas a ver desde ahí el embalse de Burgomillodo.

Deja un comentario