paso aventura bajas con cañon de mano en partidas disputadas

Otra buena semana, esta sí con un óptimo puñado de estrenos, si bien solo una sesión. A dios gracias extendió bastante, conque venga, no les entretengo bastante, que seguro tiene varias cosas que realizar.

Comenzamos el primer día de la semana con una partida a Mr. Jack in New York (aquí su tochorreseña), desarrollado por Ludovic Maublanc y Bruno Cathala. Hablamos de un juego de deducción para 2 players en el que uno interpretará el papel de Jack el Destripador (escondido bajo el aspecto de entre los 8 individuos) y otro va a ser el estudioso, que procurará saber la identidad de Jack. La mecánica primordial del juego es un draft de individuos a través de la que los players van a ir activandolos para desplazarlos por un tablero de casillas hexagonales, aplicando sus capacidades destacables. Según el posicionamiento de estos individuos, en el final de cada ronda el jugador que controla Jack va a deber reportar si el personaje bajo el que se oculta el asesino está aparente (al lado de una farola u otro personaje y fuera de un parque) u oculto que dejará al estudioso ir descartando sospechosos. Para ganar, el estudioso deberá mover a algún otro personaje que piensa que es Jack. El asesino va a deber procurar huír por ciertas vías libres (comenzando la ronda en estado oculto), procurar soportar sin ser descubierto las 8 rondas que dura como máximo la partida o mentir al estudioso a fin de que acuse a un personaje inocente. Partida muy disputada que se decidió en el penúltimo turno. Yo controlaba al estudioso, al tiempo que Sandra jugaba con Jack. En ámbas primeras rondas no estuve nada fino y solamente pude descartar a individuos. Tuve una trifulca con el personaje verde (el que pone parques), por el hecho de que la señorita le desplazó muy cerca de entre las salidas, despistándome un tanto. Con el paso de los turnos logré ir descartando a ciertos sospechosos y charlé unos cuantos ocasiones con el bufón, si bien la información que me transmitió no me sirvió de nada, en tanto que ahora había descartado a esos sospechosos. En el séptimo turno me quedaban solo 2 sospechosos y para la última ronda revelaría la identidad de Jack, pero me exponía a no poder detenerle. Sandra actuó apuradamente tratando “resguardar” al personaje tras el que se ocultaba Jack, conque me la jugué. Y, ciertamente, ahí se encontraba Jack. Estuvo cerca. Mr. Jack es una sucesión de juegos de deducción con una activa tipo «juego del ratón y el gato» cuyas partidas se resuelven en un corto intervalo de tiempo. Es verdad que la carga abstracta es esencial y en el final la deducción se puede devolver un tanto mecánica, en relación en buena medida de la pericia de los players y su aptitud para planear. La versión de New York soluciona ciertos inconvenientes que presentaba el juego original. No es indispensable, pero siempre y en todo momento resulta satisfactorio realizar una partida.

La Primera Maldición

Este arma, de la misma La Última Palabra, está desarrollada por Tex Mechanica. Viene con un ataque de 290 y estas son sus primordiales virtudes:

Es un arma de tiro mucho más retardado que su versión opuesta, pero lo compensa con un encontronazo altísimo. Como puede ver por las virtudes, es un arma que vamos a deber emplear apuntando con la mira, puesto que es en el momento en que nos beneficiamos mucho más de los perks, todo lo opuesto que la Última Palabra, que es un arma que reluce usándose desde el cadera.

Deja un comentario