oficina de atención a clientes con necesidades especiales port aventura

El día pasado 7 de abril, el parque temático PortAventura World abrió de nuevo sus puertas para la temporada de 2017. Novedosas atracciones, nuevos espectáculos y un sinfín de oferta de ocio y diversión. No obstante, existía un cambio en la política de ingreso de la gente con discapacidad que generó un fuerte malestar en muchas familias.

Hasta la actualidad, si tu hijo acreditaba una discapacidad de sobra del 33% podías conseguir cuidados para amoldar el ambiente del parque a las pretensiones de la persona. Quizás la más esencial para familias que tienen hijos con autismo era no tener que llevar a cabo colas para entrar a las atracciones o espectáculos, aspecto que habitualmente es muy complejo.

Disponibilidad a los espectáculos

Espectáculo pirata en Región poblado mediterráneo.

En lo que se refiere a los espectáculos al aire libre, hemos visto varios y, generalmente, más allá de que no había inconvenientes para entrar con la silla, lo cierto es que en ninguno de ellos hemos visto ver región reservada para PMR. En ciertos que preguntamos nos afirmaron que no tenían espacio preciso para silla de ruedas y, si bien no tuve inconvenientes para verlo, sí que es verdad que me extrañó.

Polynesia

Una región cercada de torrentes, rocas volcánicas y un ambiente exótico y paradisíaco. Las primordiales atracciones son Tutuki Splash y el barco Kontiki, que recorre las islas polinesias en un mar enfurecido.

Una localidad agrícola clásico, una recreación de la “Localidad Prohibida” y una reproducción de la Enorme Muralla. La atracción mucho más famosa es Dragon Khan, una montaña rusa con 8 loopings para lograr la gravedad cero, una caída desde 45 metros y alcanzando una agilidad de cien km/h

Sin contestación por la parte de atención al usuario

Dada esta situación, y sin poder gozar de las atracciones como le habían comentado al comienzo, se fueron hacia el punto de atención al usuario del parque. Allí solicitó el reembolso de las entradas en tanto que habían ido con la intención de poder usar las atracciones, algo que no lograron efectuar.

El reembolso era irrealizable, según señalaba la trabajadora, puesto que las entradas habían sido usadas. Le daba la opción de completar una hoja de reclamaciones. La mujer con discapacidad damnificada la llenó y solicitó charlar con un solicitado, algo que le fuera rechazado un par de veces. Además de esto, le apuntaron que el PortAventura tenía un período legal de 30 días para responderle.

El parque temático ha cambiado los requisitos para poder ingresar preferente a las atracciones. En este momento no es suficiente con tener conocida la discapacidad, sino es requisito acreditar la movilidad achicada

Jacobo Caruncho | 09/05/2017

Deja un comentario