me despido de mi empre para empezar una nueva aventura

Pasar por la vida laboral sin haber debido realizar jamás el ejercicio de agarrar tus pertenencias, experiencias, ilusiones y esperanzas y ponerlas todas y cada una juntas en una caja de cartón para marchar es como tener un corazón que no se haya roto jamás, como es natural haber probado jamás lo amargo o el vacío de las horas que no se saben con qué ocupar. Pero, además de esto, una trayectoria profesional donde solo ha brillado el sol comienza a ser incierta para bastantes, por el mero hecho de que aprendamos mucho más de nuestros fallos que de nuestros triunfos; contamos aventuras solo en el momento en que abandonamos la seguridad de casa y llegamos a la cima únicamente si nos hemos audaz a escalar la montaña.

Si bien el fracaso haya sido un tema tabú en prácticamente todos los campos de la vida y, en especial y por la cuenta que nos transporta al del trabajo, es asimismo materia de estudio en las academias y universidades. El fracaso como modelo de adquisición de conocimiento, como experiencia, como moralidad y como visión para poder ver la verdad desde todos y cada uno de los ángulos. El fracaso es siempre y en todo momento mucho más creativo. Ninguna obra literaria se lleva a cabo si todo tiene éxito, si no hay los inconvenientes, si los personajes principales son contentos y comen perdices desde el comienzo por el hecho de que, como afirma la primera oración de Ana Karenina: “Todas y cada una de las familias malditas se semejan, pero las infelices lo son cada una a su modo”.

El desenlace

Recuerdo que una vez ahora despedido, todavía medio en choque y muy ardiente por las tonterías que había debido oír a lo largo de la asamblea, dije al presidente de la otra asociación (que asimismo ejercita como asesor de la que me empleaba) que era vergonzoso que sabiendo todo cuanto había hecho yo solo en el último año y conociendo mi situación familiar, me hubiesen tratado de esta manera para soliciar una reducción de día. “Si te importa tanto tu familia, haber planeado bien las cosas antes hacerlas”, me ha dicho. Y con esta contestación, si aún no lo había hecho bastante, se terminó de retratar completamente. A él ahora toda la asociación donde ejercita como asesor.

Tras eso, y si bien me insistieron en que volviese para charlar y “reparar” un tanto las cosas, me fui a una letrada. Procuraron amenazarme, táctica que usan frecuentemente, diciendo que argumentarían determinada cosa en un viable juicio. Y están familiarizados a que les ande. Tanto es conque en su soberbia no se dan cuenta de que te intimidan con cosas que nada tienen relación con el fundamento que sostienen en el despido.

Baja facultativa

En contraste a lo previo, la baja facultativa es la comunicación expresa y comunmente por escrito de dejar el puesto. En esta comunicación debe indicarse de manera clara cuál es la fecha defecto de la baja facultativa y, consecuentemente, el último día de trabajo.

No es requisito efectuarla por escrito, si bien es conveniente. Es válido cualquier medio de notificación, burofax, correo electrónico, whatsapp…

El empleador no puede despedir a sus trabajadores a fin de que estos tengan relaciones sentimentales entre sí, ya que este no es un tema laboral. Si llega a llevarlo a cabo, deberá abonar indemnización por despido injustificado. Otra cosa son actos inapropiados o inmorales en el puesto.

aventurera

A fin de que un empleador logre despedir a un trabajador sin tener la obligación de abonar indemnización debe invocar una causa consagrada justa en los productos 62 del Código laboral. Las que son de manera genérica:

  • El trabajador engañó al empleador de manera grave.
  • En el momento en que el trabajador realice actos de crueldad o castigo contra el empleador, desobediencia, falta grave, desidia, ineptitud, ineficiencia en el desempeño laboral, daño de manera intencional a las instalaciones o materiales del compañía o incumplimiento de obligaciones laborales.
  • Que el trabajador se pensione o jubile.
  • Que el trabajador sea detenido en centro carcelario durante más de 30 días (a menos que sea absuelto) es decir detenido.
  • Que el trabajador tenga un vicio (alcohol, drogas, cigarro) que perjudique al empleador.
  • Y que el trabajador revele misterios de la compañía, que dañen al empleador oa la compañía.
  • Aparte de violar las prohibiciones y obligaciones del trabajador contenidas en los productos 58 y 60 del C.S.T.

Modelo de negocio

Antonio Matarranz, especialista en emprendimiento ágil, sugiere determinar realmente bien el modelo de negocio (www.nuevos negociantes.es/compañía/estrategia/modelo/), “ comprendido como un motor, como una suerte de sacapuntas que terminará generando dinero. Hay enfoques modernos que aseguran que con detectar las piezas tienes ahora definido el modelo. Pero es requisito meditar en este modelo ahora andando. ¿Qué motor vas a usar aquí? Con poner las piezas de tu modelo separadas sobre una mesa, no es bastante; tienes que ver de ver de qué forma todas y cada una estas piezas encajarían y darían vueltas unas con otras de forma caritativa, se reforzarían unas con otras, etcétera.”.

Este especialista sugiere “llevar a cabo unos números, lo que yo llamo el chato máximo inviable, consistente en deducir ciertos números de mercado optimistas, de rentabilidad, o sea, ‘si las cosas fuesen bien, por dónde iría ? Iría a este mercado, tengo estos costos, esa cuota, esa rentabilidad, etcétera.’ Y quizás, con esos números optimistas, descubres que tu modelo de negocio es una máquina de perder dinero. Por consiguiente, el paso inicial es este género de ensayo mental o test de agobio realizando estos números en un papel, por el hecho de que si no van, entonces ni producto mínimo posible, ni ensayos que valgan… rompo el papel y ahora está”.

Deja un comentario