las escalofriantes aventuras de sabrina es para todos los publicos

Para cualquier persona que, en una tierna adolescencia, disfrutase con las inocentes aventuras de Sabrina, cosas de brujas, en la, probablemente, serie mucho más blanca que recuerdo, hallarse unos años después con Las alarmantes aventuras de Sabrina (Chilling adventures of Sabrina) es una sorpresa tan interesante como precisa.

La serie de los 90

Si bien no fue la primera Sabrina, fue la que todos recordaron en el momento en que Netflix anunció la novedosa adaptación para su catálogo de series. Varios estábamos atontados con aquella muchacha risueña que hacía magia a partir de dedos de brillantina y un gato sarcástico y charlatán que luchaba por hurtarle el importancia a la pobre Brina.

Interpretada por Melissa Joan Hart y llamada Sabrina, La hechicera joven, tuvo enorme importancia en la televisión generalista. Se dieron a conocer libros, juegos y todo el merchandising imaginable. Asimismo llegó una serie animada de Sabrina a fines de los 90, con un tinte mucho más infantil, pero con exactamente la misma muchacha que se discutía entre el planeta mágico y el humano.

Sabrina volvió y en esta ocasión considerablemente más obscura.

El 26 de octubre llegan ‘Las alarmantes aventuras de Sabrina’, la novedosa serie de Netflix con la que gozará nuevamente de la joven Spellman.

montaña

Aún recuerdo los buenos instantes que nos dio ‘Sabrina, cosas de brujas’, pero si bien sea nuestra Sabrina, la historia no está contada de esta manera, sino es una historia mucho más obscura la que nos trae Netflix.

Tráiler de las Alarmantes Aventuras de Sabrina Temporada final

La magia y las diabluras se dan la mano en el momento en que Sabrina, mitad humana, mitad hechicera, navega por 2 mundos: el de los fatales y el de la familia, la Iglesia de la Noche.

Un teen drama poco favorecido

En el momento en que Sabrina no está lidiando con sus diablos y inquietudes internas, debe aparentar una vida habitual y también ir al centro con el resto de fatales y es exactamente aquí donde los inconvenientes con la serie empiezan a venir. Como he citado antes, Las alarmantes aventuras de Sabrina es una historia de aventuras y no un drama. Como es natural que en todo buen relato que se precie debe existir enfrentamiento y, por lo tanto, drama; no obstante, los géneros cinematográficos tienen el propósito alén de etiquetar. En el caso de que nos concierne, no hay unos individuos suficientemente ricos o desarrollados para estimar proponer los problemas que un óptimo drama da y esto se prueba veloz.

No hay duda de que la serie va encarada a un público juvenil, pero sus intentos por capturarlo son muchos atrevidos y pocas veces acaban en otra cosa que no sea un cúmulo de clisés. Desde triángulos cariñosos sosos, pasando por personas que son malas personas por el hecho de que sí, hasta el punto de embutir reivindicaciones banales por el mero deber de tener que cumplir una agenda política; Las alarmantes aventuras de Sabrina sencillamente no resalta en esta faceta pues tiene un arco de temporada muy marcado y cualquier digresión que desee realizar sobre esta temática termina pareciendo artificial o sencillamente carente de singularidad.

Deja un comentario