las aventuras y desventuras de una viuda muy cachonda online

Escogemos a Pablo Berger como directivo de la semana por el hecho de que nos llamaba bastante la atención su revisión en Blancanieves, pero semeja que no fuimos los únicos, creando la anécdota que la semana de la suya estreno se transforme en la elegida para representar a España en los Oscar y que gane en el Festival de San Sebastián 2 galardones, el Premio Particular del Jurado y la Concha de Plata a la mejor actriz.

Aventuras y desventuras de una viuda muy entretenida porno

Las actrices porno desean sentir el tamaño de la pija de los guapos y les agradan que ellos tengan una aceptable dotación. Nuestras vídeos de sexo son las mejores de internet y nuestros películas son terminados.

TORREMOLINOS 73: INGMAR BERGMAN Y EL PORNO.

En los primeros parágrafos, en el momento en que establecía el marco temporal actualmente en que el Porno abandonó la clandestinidad para saltar a las pantallas de los cines comúnes, charlábamos de la situación de EE.UU. y, paralelamente, de la situación en España. Antes de este salto, y antes de la masificación de la industria por la aparición del vídeo casero, se grababa en 8mm. Y, en la gris España del Franquismo tardío en que una pareja descubra que puede hacer dinero grabando sus intimidades, puesto que expone un problema como el que vimos antes con la película de Kevin Smith. “Torremolinos 73” (2003), que de este modo tiene por nombre la ópera prima de Pablo Berger, nos da a una pareja personaje principal (superbios Javier Cámara y Candela Peña) asediados por las deudas y en exactamente la misma disyuntiva que Zack y Miri en “Hagamos una porno?”

(***ATENCIÓN, DESTRIPANTE ARGUMENTO***) No obstante, la película de españa expone mucho más cuestiones: el despertar de la sexualidad en aquella España gris, el conocer del cine de Ingmar Bergman y, específicamente, de “El séptimo sello” (1957), el drama del instinto maternal de Carmen (Candela Peña) no efectuado gracias a la esterilidad de Alfredo (Javier Cámara), la referencia tangencial a “El último tango en París”… ¿Y qué le semeja? La película de Alfredo López, llamada «Aventuras y desventuras de una viuda muy entretenida», tuvo un enorme éxito en países como Dinamarca. ¿Y la hipocresía? Tina Sainz, la vecina curiosa y de ademán amargado y crítico, los encuentros casuales y también incómodos con el excompañero de trabajo y su mujer… Bien es verdad que “Torremolinos 73” tira mucho más por lo dramático que por la comedia, pero es que es como la vida misma. Unos días vas a estar mucho más de Zack y Miri, otros vas a estar mucho más de Alfredo y Carmen.

Deja un comentario