las aventuras de tom sawyer primer libro coleccion biblioteca juvenil

Libro inolvidable que muchos recuerdos trae de la niñez. Es una de esas novelas absolutamente socias a la biografía personal de cada uno de ellos. En mi caso, su lectura trae recuerdos del caluroso verano que la leí y gocé y de qué forma Tom Sawyer se transformó desde ese instante en un imaginario compañero de juegos y travesuras.

Más que nada de travesuras, puesto que Tom no es un chaval ni ejemplar ni ejemplar, de la misma Huckleberry Finn, su leal compañero de aventuras. Eso sí, tampoco son trastos y los dos tienen un fondo bueno que hace aparición en ámbas novelas que les dedicó el escritor estadounidense Mark Twain (1835-1910). La primera en publicarse fue Las aventuras de Tom Sawyer, en 1876, una novela donde Samuel Langhorne Clemens (Mark Twain fue su inseparable seudónimo) recrea hechos de su niñez en un ámbito familiar, si bien acción del libro transcurra en el imaginario St. Petersburg, entre los pequeños pueblos de la ribera del muy largo río Misisipi. El éxito fue tal que Twain escribió la continuación de las aventuras de los 2 chavales en Huckleberry Finn, publicada en 1885, y que se transformó con todo merecimiento en una de las considerables novelas americanas.

La vida es sueño

Estrenada en 1635, forma entre las proyectos mucho más esenciales del Barroco. Su personaje principal, el príncipe Segismundo, es tomado por su padre, el rey Basilio, a quien los astros le han presagiado que su hijo le destronará, estando designado a ser un líder despótico y despiadado. Con el temor de Basilio y la sed de venganza de Segismundo empieza este drama filosófico en el que, mediante las peripecias de sus individuos, Calderón interroga al lector sobre temas tan complejos como los límites de la independencia, el destino o la distinción entre sueño y situación.

En esta edición se proponen todas y cada una de las claves para entender el artículo, a fin de que los que leen mucho más jóvenes logren gozar sin adversidades de esta obra y ofrecer de este modo las respuestas propias a las cuestiones que ofrece el creador.

El siglo XX

A inicios del siglo XX, se comenzó a tener en consideración la psicología del niño, sus intereses y sus vivencias y se comenzaron a emprender temas como la superación de los temores, la independencia, la rebeldía, los sueños o los deseos. En 1904 nació el personaje Peter Pan, de J. M. Barrie y en 1935 Pamela Travers escribió Mary Poppins. Además de esto, en esta primera mitad de siglo aparece entre los individuos mucho más esenciales de la literatura: El principito de Antoine de Saint-Exupéry, si bien se considera una obra infantil, trata temas como el cariño, la pérdida y el ansiedad.

En la segunda mitad del siglo XX, se publicó La historia interminable de Michael Ende. Hablamos de una novela que más allá de ser calificada como un nuevo tradicional de la literatura juvenil, siempre y en todo momento fue protegida por su creador como una novela que va alén de la pura narración para transformarse en una crítica . La problemática a los jovenes vino a través de la autora estadounidense Susan Eloise Hinton con Rebeldes. Un artículo que provocó un enorme enfrentamiento por el régimen de la crueldad y el consumo de alcohol entre los inferiores, aun llegó a prohibirse en varias bibliotecas y academias. Aparte de la novela, asimismo tuvo una enorme notoriedad el cómic, individuos como Superman, Astérix y Obélix o Tintín tuvieron una predominación mundial. En España recalcaron Mortadelo y Filemón y Zipi y Zape.

Lecturas para el Día del Padre

¿Tienes alguna sugerencia para añadir a nuestros listados?, por favor, envíanoslo al correo del [email protected] en el tema el título del catálogo que deseas llenar o asimismo puedes enviárnoslas por WhatssApp al 629 864 432

¡Muchas gracias por sus contribuciones!

Deja un comentario