las aventuras de tintín el secreto del unicornio dibujos animados

Tratándose de desarolladores tan dispares como Steven Spielberg, Peter Jackson y Hergé, pero al unísono con un espíritu aventurero puro y limpio en común, en la vieja usanza, los desarolladores de Indiana Jones, la trilogía cinematográfica del Señor de los Anillos y Tintín se unen para ofrecer a luz la primera adaptación animada a stop motion de la obra del notero con tupé mucho más popular de todo el mundo; esto estuvo bajo la batuta realizadora de Spielberg, si bien él mismo reconociese, ironías del destino, no haberse introducido en sus páginas hasta bien crecido. Finalmente y tras ofrecer múltiples vueltas a los permisos finales, Peter Jackson, que semeja mucho más resuelto a rodar la segunda distribución ahora en desarrollo, se ha conformado con la producción de la cinta, en tanto que El Hobbit tiene bastante acaparado su tiempo hoy día. El resultado fué una película vibrante y técnicamente portentosa, considerablemente más conseguida que sus precursoras en la técnica de íntegra atrapa de movimiento (dineral bien invertido sin dudas para obtener los más destacados medios y los animadores mucho más cualificados), que va alén del gusto de los mucho más pequeños, siendo con la capacidad de divertir a los mucho más incrédulos. No obstante, hay que avisar a la legión de seguidores del personaje en papel, más que nada a su facción mucho más purista, que siente el Tintín de Spielberg leal a la esencia de lo que nos presentó Hergé, si lo que se busca es la máxima coincidencia con las viñetas lo idóneo es que se revisione la serie de dibujos animados, que las plasma de manera inigualable página por página tal y como si estuviese leyendo la historieta. Mencionado lo anterior, esta novedosa licencia abierta con El misterio del Unicornio, probablemente su mucho más conocida aventura, y abierta para poder ver más adelante próximo el desenlace con El tesoro de Rackham el Colorado, está extensamente capacitada para enganchar a los mucho más jóvenes y realizar gozar quienes lo son menos. Agregamos que exactamente la misma ley del mercado que ordena a transformar al Alatriste del cine en un batiburrillo algo caótico, hace de esta producción un collage con toques de otras aventuras como El cangrejo de las pinzas de oro, lo que imposibilita argumentar -las mucho más adelante, pero es esa necesidad de mostrarlo todo por si acaso la cosa va mal en taquilla y no hay margen futuro la que nos pone, por servirnos de un ejemplo, al personaje de Castafiore encima de la mesa. Si bien suene extraño decirlo, la interpretación de los actores de carne y hueso para la atrapa de sus expresiones es bastante buena, encargándose Jaime Bell, nick y para toda la vida Billy Elliot, del personaje del popular periodista, y uno difícilmente identificable Daniel “007” Craig de lo malo de la distribución. Es de justicia asimismo destacar unos títulos de crédito iniciales fabulosos con la estética ideal, y la tarea de John Williams batuta en mano para hallar que la música acompañe y complemente con perfección un transcurso de los hechos que solicita a voces una música conductora que asista a impulsar la abundante acción. Tintín se ha actualizado de manera exitosa y no se le aprecian las arrugas, lo que es una buena nueva para todos. Puntuación: )

Oraciones resaltadas de «Las aventuras de Tintín: el misterio del Unicornio»

  • Tintin: «¿No comprende? Hemos fracasado».
  • Capitán Haddock: «Jamás te afirmes esto a ti, jamás te lo afirmes a ti. Si hay un muro, atravesarlo».
  • Tintín: «¿Qué tal su sed de aventuras?»
  • Capitán Haddock: «Insaciable, Tintín».

Calificación: 9.

Deja un comentario