las aventuras de la noche de san silvestre titulo original

En 1796, el escritor alemán Johann Paul Friedrich Richter, quien en homenaje a su admirado Jean Jacques Rousseau había escogido el seudónimo Jean Paul, publicó Siebenkäs, una novela donde su personaje primordial, Firmian Stanislaus Siebenkäs, escoge su muerte y adoptar la identidad de otro sujeto, para separarse de la sastre Lanette Egelkraut, hasta ese instante su insufrible mujer. En la novela, que exhibe un extenso subtítulo -Bodegón de flores, frutas y espinas o Vida conyugal, muerte y novedosas nupcias del letrado de pobres F. St. Siebenkäs-, hace aparición, por vez primera, el vocablo Doppeltgänger. Entre los méritos de Jean Paul es haber desarrollado esa voz para determinar el Doble fantasmagórico de un individuo viva. Pocos años después, Heinrich Heine lo plasmó en un conmovedor poema al que tituló Der Doppelgänger, le quitó la letra t, pero sostuvo lo que la palabra cifraba: “En una noche sosiega un viajante / pasa al lado de una vivienda donde vivió anteriormente./ En aquella casa fue verdaderamente feliz al gozar del amor sincero de una mujer que hace bastante tiempo lo dejó./ Al ver por la ventana ve la figura de un hombre que contempla el vacío / y aprieta los puños por el mal que lo consume./ En el momento en que la luna alumbra la salón y la figura del hombre que está ahí,/ el viajante es tomado por el horror al admitir el suyo rostro./ Aún vuelvo por el temor que aquella figura le causa,/ el viajante no consigue eludir el profundo celo de aquel hombre que, si bien copia de sí, se atreve a imitar el mal propio / que él padeció en ese lugar hace un buen tiempo”. El término de Doble ahora lo podemos encontrar en la mitología griega: Zeus, a través de el privilegio que le daba ser monarca del Olimpo, no tuvo problema en transformarse en el Doble del general Anfitrión, su bisnieto, con el propósito de pasar una extendida noche de amor con la bella Alcmena, la novia del general heleno. Al final, el auténtico Anfitrión se acostó con Alcmena, de esta unión nació Ificles, pero asimismo nació Heracles, hijo de Zeus. El episodio lo dio a entender Plauto en su comedia Anfitrión, precisamente en 180 a. Moliere, en 1668, y Jean Giraudoux, en 1939, repitieron esta historia, en los dos casos con el título original de Plauto. La voz Doppelgänger se constituye de 2 expresiones: Doppel=doble y Gänger= errante. Jean Paul, su constructor, la definió como “quien anda al costado”. No cabe duda de que, en un caso así, quien te acompaña no es un compañero de recorrido cordial, sino más bien uno mismo, el doble de uno, que indiferentemente puede ser una criatura fabulosa o real. Indudablemente, fue Y también.T.A.

paisaje

Hoffmann quien mucho más se interesó por esa enajenación llevada a la literatura. Es realmente posible que las permanentes visitas que hacía a los pisquiátricos le hayan brindado un rico material para las historias que después desarrollaría. Si bien todavía se ignoraba el término de Esquizofrenia, sería el sicólogo suizo Eugen Bleuier quien lo revelaría en 1909, los primordiales contenidos escritos de Hoffmann prefiguran ese trastorno mental que se conocería un siglo después.

Autorretrato de Y también.T.A. Hoffmann.

Э.Т. А. Гофман. ↑ «Приключения в Новогоднюю Ночь». На испанском языке

/ Idioma: німецька/ Deutsch Язык этой книги / Libros de lenguajes: испанский /Espanyol por su hermano y descuidado a su suerte en una pequeña embarcación en la mitad del mar.

Los Cercamóns

  • Título original: Le Tour transporta monde a 80 jours
  • 4 (min).
  • País: Francia
  • Dirección: Samuel Tourneux
  • Guion: David Michel, Gerry Swallow. Libro: Julio Verne
  • Género: Animación. Aventuras. Comedia | Animales. Cine familiar
  • Síntesis: Passepartout, un tití aficionado a los libros, se embarca en una aventura salvaje para viajar por todo el planeta en 80 días tras admitir una apuesta. De los desiertos candentes en las junglas enigmáticas, entre princesas intrépidas y gajos que adoran el volcán, Passepartout descubrirá hasta qué punto el planeta es grande, fantástico y alocado.

Deja un comentario