la historia interminable pelicula las aventuras de sevastian en fantasia

Hablamos de un ser dual, a su modo. Algo como los centauros, el hombre-lobo asimismo tiene 2 naturalezas, si bien jamás están presentes las dos al unísono. Al tiempo que el centauro no puede seleccionar y, consecuentemente, forma parte de lleno al reino de la mitología, el hombre-lobo tiene un pie en la verdad y otro en la ficción, puede ser lobo y puede ser hombre, es un ser de paso con la capacidad de atravesar libremente un territorio y regresar al otro: “hay otros mundos. Por poner un ejemplo, el de las criaturas humanas, y asimismo hay seres que no tienen planeta propio. En cambio, tienen la posibilidad de ingresar y salir de varios mundos. Yo soy. En el planeta de los hombres paso por hombre, pero no lo soy”, afirma Gmork, el personaje de Michael Ende.

Ya hace cierto tiempo leo por las noches, con mi hijo de 12 años, La historia interminable (1979), del escritor alemán. Más allá de la celebridad del libro, yo jamás antes lo había leído. Mi única referencia sobre esto era la vieja película de 1984, de la que solo recuerdo muy de manera vaga ciertas situaciones. El tema es que mi hijo había descuidado la lectura pues está en una edad donde los libros de literatura infantil por el momento no le dicen bastante, pero tampoco consiguen alcanzarle los títulos de la llamada literatura juvenil. Sospecho que hablamos de la edad del hombre-lobo, o la del centauro, no sé bien. Conque para su último aniversario encargué la novela de Ende. No se entusiasmó bastante al abrir el envoltorio, pero a los pocos días ahora estábamos desvelándonos con exactamente la misma avidez con que Bastián Baltasar Bux lee escondido, en el desván de su escuela, un libro con exactamente el mismo título que el nuestro, y al que la Nada avanza devorándose el planeta que termina de manifestarse enfrente de sus ojos. Fantasía (Phantásien en el original en alemán) deja de existir.

2 – El bullying que padece el niño es bastante.

Hoy en día el bullying es un tema bastante debatido, pero en la temporada que salió a la luz esta película poco se charlaba del inconveniente –quizás de ahí que los matones que incordiaban a Bastian no tenían límites . No acorde con incordiarle, los pequeños le sacan el dinero y después lo tiran a un bote de basura. Tal y como si no fuese bastante, el conjunto espera que Bastian salga de la mugre para proseguir con las provocaciones.

La película fue un éxito, pero no para Michael Ende

En la novela de Michael Ende los hechos no transcurren precisamente de esta manera. En verdad, Bastian recorre un sendero considerablemente más largo y bien difícil tras socorrer la emperatriz infantil. Y Fújur ​​no sale jamás de la novela, sino es Bastian quien entra en Fantasía. Sus aventuras llenan en ella la segunda mitad de la novela del alemán, y nos detallan un futuro considerablemente más turbulento para Bastian: por cada deseo que solicita, pierde un recuerdo de su historia pasada y se corrompe su alma . Su viaje en esta segunda etapa va a ser para rencontrarse con quien fue y dejar atrás vicios y maldades.

Deja un comentario