hora de aventuras todo lo pequeño es una version pequeña

I. Ser un niño

Funcionalidades de las conmuevas

Las conmuevas cumplen tres funcionalidades:

  1. Función popular. Las conmuevas forman un complejo sistema de comunicación, emiten información de de qué manera estamos, ahora través de ellas tenemos la posibilidad de entender de qué forma se sienten el resto.
  2. Función motivacional. Las conmuevas nos motivan a accionar. Un caso de muestra es que salimos corriendo si algo nos atemoriza.
  3. Función adaptativa. Las conmuevas organizan al organismo y movilizan la energía que se requiere para efectuar una acción en ciertas condiciones. Son indispensables para lograr subsistir.

Pendleton Ward

Este chaval de treinta años de barba brillo y aspecto de haberse fugado de una película de Wes Anderson (lo que explicaría sus peculiares mundos visuales) es la cosmos este fenómeno animado en el que se ha acabado transformando Hora de Aventuras. De origen texano y también hijo de una pintora abstracta, la vida de Pendleton Ward cambió en el momento en que todavía era una criatura, su madre le presentó a Matt Groening.

Aquel acercamiento le impulsaría a cumplir su sueño de transformarse en dibujante, lo que le llevaría hasta la dorada tierra de California. Allí, Ward cursó sus estudios en la reconocida Cal Art (la Facultad de Preciosas Artes del estado para comprendernos), donde compartiría clase con J.G. Quintel mientras que se especializaba en animación de individuos y hacía una cantidad indecente de folioscopios. Allí daría vida a su primera creación animada Bueno The Bear, quien si bien lo mismo detalla como un «catastrófica», terminaría transformándose en su imagen de marca (logrando considerarse la primera versión preliminar de Finn). A lo largo de esta etapa, Ward concebiría la base original de Hora de Aventuras en el momento en que Nickelodeon se presentó en la facultad para valorar sus talentos.

¡Oh, my Glob!

Llegamos al apartado gráfico donde indudablemente en los trailers se veían estupendamente, espectaculares, súper fluidos y una joya en tres dimensiones pero sosteniendo la esencia cartoon que nos atrae de la serie pero no, otra vez no llegamos ni nivel mínimo que aguardamos en esta versión de Switch.

Vamos a tener texturas, más que nada en las caras de los individuos, que limpiaremos los lentes a conocer si lo observamos de esta manera por el hecho de que no están muy limpias, pero no, aún con los lentes impolutas la realidad está y no es satisfactorio ver esta boca diluida tal y como si de 2 generaciones se tratase.

Un reino lleno de individuos especiales

Lo que semeja una inocente narración de unos cuantos amigos aventureros es una día trágica de horribles y complejos acontecimientos acompañados de individuos desequilibrados con su drama personal. Aquí poseemos a la Dulce Princesa (Princess Bubblegum), una dictadora refulgente con la capacidad de hacer vida y de regentar un reino pero que por su falta de visión da a luz a sus contrincantes; o Marceline, una chavala mitad demonio (quien ignora el paradero de su madre y pelea regularmente con su padre el gobernante del infierno), que termina transformada en vampiro por socorrer (y por ser admitida) los pocos humanos que habitaban el mundo.

Esencial nombrar al Conde Limonagrio (Lemongrab), “hijo” de la Dulce Princesa; un limón atormentado por su obscura personalidad y soledad que le llevan a engendrar seres vivos irresponsablemente, ocasionando mal en su reino ahora cometer entre los, considerados, peores actos que puede realizar alguien con un semblante.

Deja un comentario