gamebooks los cómics interactivos elige tu aventura del siglo xxi

Como comentamos en el producto destinado a la accidentada publicación inicial de Dungeons & Dragons en España, la excelente invención del sistema de juego de Gygax y Arneson tuvo por estos fundamentos una recepción limitadísima, en tanto que la conocida —en este momento— edición primigenia de la caja roja de la compañía Dalmau-Pla fue pequeña y el papel se expandió por este país merced a otra compañía que supo ver todo el potencial del incipiente diversión: JUEGO En todo el mundo . No obstante esta no tenía la licencia de D&D, y si bien trabajó realmente bien con artículos como El Señor de los Anillos. El juego de papel, Runequest o Paranoia entre otros muchos fantásticos sistemas, el mucho más popular título de papel al lado de nuestras fronteras fue marginal en España hasta el momento en que en 1992 la editorial Zinco le dio al fin la distribución que se merecía con la versión Advanced (en la segunda edición de norteamérica de esta), que si bien tiene un sistema de combate que en este momento se ve lo antes posible ramplón, agradó en su instante y —lo que prácticamente es más esencial— venía acompañado de un elevado número de niveles de campaña, aventuras de todo género, bestiarios inmensos y también información por todos lados que logró las exquisiteces de los apasionados. Pero entonces, entre el 85 y el 92, ¿qué ocurrió con este cosmos roler, quizás el más esencial de todo el mundo aun el día de hoy? ¿Nos sonaba a chino? a suomi? Ya que a muchas personas esto le ocurría entonces y en este momento, pues no les atrae el papel, que haremos. Pero al resto, a los que nos iba lo de ocupar hojas de personaje y ofrecer más que nada a los juegos de JUEGO, sabíamos realmente bien —o explicado de otra forma, aproximadamente— qué era D&D si bien no lo pudiésemos jugar, salvo extrañas salvedades, por el hecho de que lo que sucedieron fueron 2 cosas: la serie de animación Dragons y cárceles, estrenada en España en 1985, tal como la editorial Timun Mas. Y en buena hora.

De la serie, emitida por RTVE y que recibió protestas de asociaciones «bien pensantes», no les charlaré aquí pues su importancia se trató al producto de Podcaliptus que se dedica al papel en el campo audiovisual, conque me centraré en Timun Mas. Esta compañía, en este momento correspondiente a la «editorial de editoriales» famosa como Mundo, nació en un primer instante como subsidiaria de CEAC. Ahora saben, como lo de Matrix de «deseo estudiar a pilotar un helicóptero» pero por correo. El estudio de todo el mundo editorial, alén del papel, tiene un enorme interés en distintos campos como el de la entendimiento histórica de un país, y este no es una salvedad. No me extenderé bastante pero CEAC, que tuvo varios inconvenientes a inicios del siglo XXI más que nada con su división de enseñanza de inglés Opening, declarando suspensión de pagos en 2002, es en este momento subsidiaria de otras compañías como el conjunto de inversión en todo el mundo Investindustrial. Nació en 1946 como Centro de Estudios de Aparejadores por Correo (de hecho, esto quiere decir el acrónimo) a través de Juan Martí Salavedra y José Menal Ramón. Estos hombres procuraron arrimar los estudios de la carrera técnica de aparejador a los hogares en una temporada, la de plena dictadura, donde había mucha carestía económica y solo se ofrecían presencialmente en La capital española, Barcelona y la Facultad de La Laguna en Tenerife, aun el punto que a Martí Salavedra se le dio la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo en 2000 por este papel de aproximación de estudios oficiales a los hogares 1. La iniciativa fue un éxito y los tutoriales por correo (la primera novedad que tuve yo fue por la propaganda que contrataban en historietas de Bruguera) se extendieron de manera rápida. Semeja que a fines de los años 50 ahora había mucho más de 30 y mucho más del doble que estos en los 70, abriendo la compañía filiales a numerosos países de América latina y múltiples de europa. Orientándonos hacia el tema que nos ocupa, CEAC desde prontísimo tuvo publicaciones propias como la gaceta Cúpula (tan temprana como de 1948), centrada en la construcción —al final de cuenta la compañía como observamos nació para instruir , si se me deja la expresión, a protoaparejadores- a la que proseguirían otros como Ohmi de 1965 y enlazada -poca sorpresa- al planeta de la electricidad. Ya que realmente bien, esto puede ser aproximadamente atrayente, pero ¿qué sucede con el papel?

El Verkami

El emprendimiento se lanzará por medio de una campaña de micromecenazgo en la interfaz Verkami, que presentará los cinco primeros libros, el arco argumental llamado “Las Crónicas del Kai”, y dando comienzo a la zaga.

La edición de la obra se efectuará en 2 formatos: uno en tapa blanda y otro de gran lujo en tapa dura, que va a ser único de la campaña de financiación en Verkami, con lo que no va a ser viable comprar con posterioridad en tiendas.

Deja un comentario