felix rodriguez de la fuente la aventura de los lobos

Un 14 de marzo de 1980 murió el dr. Félix Rodrígez de la Font, de los mejores naturalistas y divulgadores ecológicos. Murió, ya que, hace 29 años en un incidente de avioneta en las frías y increibles tierras heladas de Shaktoolik, Alaska, a 25 km de la costa del mar de Bering, mientras que el aparato del célebre programa de Televisión De españa, “L ‘Hombre y la Tierra”, que viene dentro por nuestro Félix, el cámara Teodoro Roa García y su ayudante Alberto Mariano Huéscar, adjuntado con los pilotos Toney Oney y Warren Dobson, rodaban la conocida carrera de trineos Iditarod. Fue exactamente el día de su 52 aniversario y Félix terminaba de decir, antes de subir a la avioneta donde se estrellaría: «Es un fantástico sitio para fallecer», al contemplar el hermoso y también inigualable paisaje de Alaska. No bastante después un cuervo negro cruzó volando veloz el cielo despejado, como un presagio del destino. El aparato capitaneado por Félix Rodríguez de la Fuente volaba frecuentemente en la avioneta de Toney Oney y su colega Warren Dobson. Ese día trágico la avioneta de Tony experimentó la pérdida de aceite, lo que les llevó a opinar que no podrían volar un buen tiempo, conque modificaron de aparato y despegaron de Unalakleet. La vioneta que llevaba Félix, Mariano, Teodoro, y Warren, se estrelló poco después. Tony aterrizó inmediatamente y asistió en el salve. Ahora nada ha podido llevar a cabo.

Escucha aquí una música inolvidable:

“El día de hoy solamente se escucha el canto del lobo”. La oración histórica de Félix Rodríguez de la Fuente denunciaba la situación de una clase conminada. Pero iba considerablemente más allí. Analizada a la luz de su pensamiento, esa oración asimismo se refería a la pérdida prácticamente determinante de la independencia ancestral del hombre. La independencia de vivir en y con la naturaleza y ser dueño de sí.

Es conocido que nuestro naturalista mucho más en todo el mundo dedicó parte importante de sus energías a remover la historia de historia legendaria negra que existía sobre el lobo. Él probó que no era un animal perverso ni sanguinario, sino cazaba por subsistir y que su presencia era que se requiere para sostener la estabilidad biológico de los ecosistemas naturales. Una oración de Félix expresa precisamente su identidad con este animal y sintetiza parte importante de su pensamiento: “Yo deseo ser un lobo y vivir en una tierra no contaminada, con bisontes pastando en las praderas como esos que han quedado pintados en la gruta de ‘Altamira; y cantaría a la luna por la alegría sin limites de vivir en un planeta de esta manera”.

Períodico de Burgos

Desarmar el cuento de ‘Caperusita roja y el lobo feroz’

) ) Si bien la utilización de mastines y de cerrados eléctricos se dan a conocer como herramientas eficientes para sostener el lobo a raya, «no son herramientas ajustables en todos y cada uno de los casos. La ganadería extensiva pertence a los pocos sujetadores que queda en la España despejada. En pleno siglo XXI es imposible esperar que el pastor coja la manta y se eche a la montaña a lo largo de días. Hay que aflojar por las dos partes», protege el especialista.

En la Sierra de la Culebra, donde Sanz trabaja para desarmar el cuento de Caperucita roja y el lobo feroz, coinciden prácticamente todos los días y sin saberlo cazadores y turistas que han contratado algún tour privado para ver y fotografiar a ciertos ejemplares de las once manadas que se ocultan entre sus brezales. Unos y otros reportan unos 700.000 euros cada un año a una comarca que comienza a dejar de contemplar a este depredador como un enemigo para comenzar a verlo como una estable ocasión de subsistencia.

Deja un comentario