diferencia entre los deportes de riesgo y los de aventura

Zapato técnico concreto. No es bastante con unas zapatillas de deporte o unas botas de montaña alguno. En la tienda de deportes le aconsejarán sobre los modelos que mejor se amoldan a su nivel y al género de lote donde desarrollará la actividad. Lo que tienes que tener en consideración:

  1. Escoge unas botas de caña alta y suela dura. Son las que mejor resguardan el tobillo, evitan luxaciones y dan mayor seguridad y seguridad. Si te resultan incómodas o si las sendas que harás son fáciles, puedes decantarse por botas de caña media. En la tienda asimismo vas a ver zapatillas de trekking, que son mucho más flexibles, pero estas han de ser tu última opción.
  2. Con protecciones en la puntera, el talón y los laterales.
  3. Que dé una aceptable amortiguación.
  4. La suela ha de ser de montaña, con dados, que dé seguridad y un óptimo agarre para no resbalar en terrenos húmedos o mojados.
  5. Que transpire. De ahí que es indispensable que tenga una aceptable membrana.
  6. Que sea impermeable.

¿Quién debe seleccionar el deporte para los pequeños?

En este momento vamos a hablar sobre de qué forma seleccionar un deporte para mi hijo. Si bien te sientas tentado a imponer una actividad, deja que sea el niño quien escoja. Si ejerce algo que le llame la atención lo gozará mucho más y probablemente tenga mejor desempeño.

Siempre y en todo momento puedes realizar recomendaciones, pero dale la independencia de elegir lo que desea. Alguno sea el deporte que deba realizar lo debes motivar, esto le va a dar mayor seguridad.

¿Tienes espíritu de aventura?

Atrévete, prueba tus límites, hazlos retroceder, obséquiate conmuevas.

Si tu espíritu es de aventura, andas listo para Azimut radical outdoor.

-Parapente: el arte de volar

Longboarding

En esta pluralidad del skate, la tabla es mucho más extendida y el propósito no son las acrobacias aéreas, sino más bien la agilidad. Esta se llega bajando por costas de rutas serpenteantes, cogiendo las curvas a una agilidad de vértigo y eludiendo, en lo posible, salir disparado por un barranco. El longboarding es la sensación mucho más próxima a volar sin dejar el suelo.

Este deporte radical se ubica entre el skate y el snowboard. El aparato preciso es una mesa (algo mayor que la tradicional de skate) que tiene dentro unas fijaciones para los pies del rider y con ruedas todoterreno, y protecciones de cabeza y articulaciones para no romperte la crisma. Busca un lote montañoso, una colina o un sendero de tierra con pendiente y ahora lo tienes. ¡Prepárate para embarrarte y morder el polvo!

Deja un comentario