cual es la pantalla de aventura del heroes of magic

Tras la licencia Might & Magic está un riguroso reguero de títulos. Ciertos tuvieron un éxito justo, otros pasaron sin pena ni gloria. Clash of Heroes llega sin realizar bastante estruendos, en una época de relativa sequía en el catálogo de la Nintendo DS, y ahora entendemos que del binomio Ubisoft-NDS podemos aguardar cualquier cosa. De ahí que mi sorpresa con COH fué mayúscula. Aguardando localizarme con un juego de papel sin alarde, me encontré con de los mejores títulos que he jugado recientemente en la consola. Si flipaste con Puzzle Quest o Henry Hatsworth deberías proseguir leyendo.

Otro tradicional de la estrategia que ha brindado a los players veteranos horas y horas de diversión.

En el mes de octubre de 1996, la compañía New World Computing, en colaboración con 3DO, lanzó al mercado Heroes of Might and Magic II: un título de estrategia por turnos que sentaría las bases de los artículos recientes de entre las sagas mucho más reconocidas del género en PC. Sus mapeados recargados y la enorme distinción entre los seis ejércitos libres eran los puntos fuertes del juego. Este resaltaba además de esto por la contrariedad de las campañas y por prestar multitud de niveles con distintas objetivos por hallar. Todo lo mencionado dotaba al producto de una longevidad y rejugabilidad prácticamente infinitas. Pero solo los players mucho más pacientes y investigadores del cosmos Heroes lograrían desengranar todos y cada uno de los misterios de esta segunda parte.

Bajo el título de Heroes of Might and Magic II: The Succession Wars empieza relatando lo que ocurrió tras el final de la sección primera: Lord Morglin Ironfist había logrado unificar el conjunto de naciones de Enroth y lo había transformado en un próspero reino. Pasaron varios años desde su victoria y sus 2 hijos, Archibald y Roland, nacieron. Tras la desaparición de su padre, Archibald (lo que sería el hermano maligno) desterró a Roland del reino y se proclamó nuevo rey. Por su lado, Roland se preparaba para dirigir una resistencia a fin de batallar por el trono de su destierro. Esta es la situación inicial que estamos en ámbas campañas. Cada una tiene doce metas que vamos a deber hacer. Si seleccionamos Roland, vamos a aprender a emplear los ejércitos “de la luz”, o lo que es exactamente lo mismo, los castillos de los caballeros, hechiceras y magos. Si por contra nos unimos a Archibald, comandaremos las tropas de los no-fallecidos, los hechiceros y los salvajes. Podemos destacar que tenemos la posibilidad de escoger la campaña que deseamos, no obstante, la de Archibald es considerablemente más bien difícil que la de su hermano. No obstante tenemos la posibilidad de hacerlas en el orden que deseamos.

Deja un comentario