aventura para salir de la rutina universidad estudio revista científica

Examina la situación del sistema educativo en México y las adversidades a las que tienen que realizar frente ciertos estudiantes para estudiar, así sea por su coyuntura económica personal (no poder abonar los libros o el transporte en la escuela, debiendo llevar a cabo viajes de múltiples km caminando) o por la carencia de infraestructura que existe en el país, los pocos elementos que recibe la educación pública y la escasez y la mala capacitación de los profesores.

Zana Briski es una fotoperiodista que se adentra en el vecindario colorado, entre los distritos mucho más pobres de Calcuta, con la meta de investigar las condiciones de vida de las putas y los hijos. Briski se ve asombrada frente a la inocencia y la alegría de los pequeños pese a su mala calidad de vida, y escoge educar a los pequeños a usar su cámara de fotografías, actividad que les encanta y alcanzan tomar fotografías excelentes. El enfoque de este reportaje, sugerido para estudiantes de Bachillerato, se enfoca en soliciar una optimización en las condiciones educativas de los pequeños de este vecindario a fin de que consigan proceder a clase y logren salir de su ambiente marginal y desvincularse de la prostitución y la crueldad.

Audita donde inviertes tu tiempo

La mayor parte de la multitud gasta su tiempo en ocupaciones que no agregarán valor a su historia: surfear en internet, ver series o perderse en Fb. Si sientes que no te queda tiempo para las cosas que te agradaría llevar a cabo, achicar ese ocio pasivo puede realizar maravillas por ti.

‘Pastillas’ positivas

Pero no solo eso, un análisis de la Facultad de Arizona apunta que viajar ayuda a achicar el agobio ahora tener mucho más control sensible. Afirma que un viaje asiste para dejar atrás angustias y abrir la cabeza para gozar mucho más del aquí y en este momento. Y de ahí que, hay que rememorar que es requisito ser mucho más viajero que turista.

Esto es, procurar comunicar mucho más las prácticas de donde hayamos ido, esté cerca o lejos. Saber su cultura, su gastronomía, desde un criterio de slow travel, en oposición al fast tourist. Estas vivencias asisten a abrir nuestra cabeza, y al comprender mucho más, poseemos un mayor campo de análisis que nos asistencia no solo en el momento del conocimiento, asimismo de apreciar de manera mucho más apacible los inconvenientes. Afirmaba Gustave Flaubert que “viajar te hace sencillo, pues te hace ver pequeño lugar que ocupas en el planeta”.

Deja un comentario